Una noche al estilo de Vampire Weekend

El sábado a la noche el indie neoyorquino se apoderó de la noche porteña y Vampire Weekend hizo bailar a todos en el Centro Cultural Recoleta. En el marco del Personal Pop Festival la banda revelación del momento realizó su primera visita al país, y aprovechó para presentar Contra, su último disco editado el año pasado.

A las nueve de la noche, una hora más tarde de lo pautado, los cinco neoyorquinos hicieron su aparición sobre el escenario. Un arranque bien arriba con “Holiday” y un seguido “¿qué onda Buenos Aires?” en un trabajado y simpático castellano le sirvieron a Ezra Koenig para ganarse los aplausos, la ovación de su público, y mitigar toda espera.

Con un sonido impecable y un setlist que trajo los mejores temas de sus dos discos (Vampire Weekend y Contra) la banda transformó la noche del sábado en una fiesta, con baile y aplausos, que duró un poco más de una hora. El repertorio, sin desperdicio alguno, contó con éxitos recientes como “White Sky”, “Run” y “Diplomat´s Son”; y otros ya clásicos como “Cape Cod Kwassa Kwassa”, “I Stand Corrected”, “One (Blake’s Got A New Face)” y “Bryn”. Pero sin dudas los momentos más eufóricos vinieron de la mano de “M79”, “California English”, “Cousins”, “A-Punk” y “Giving Up the Gun”.

Luego de unas cálidas palabras de despedida los cinco estadounidenses cerraron con impecables versiones de “Horchata”, “Mansard Roof” y “Walcott”.