Gringo rockero y electrónico… Moby en el Luna Park

De los hits radiales a los climas reflexivos e introspectivos, de los estribillos inolvidables a los covers inesperados, del músico de platino reconocido en todo el mundo al “gringo” campechano agradecido con sus fans… Moby se presentó por segunda vez en Argentina, en el escenario del Luna Park el pasado jueves 29.

En su segunda visita al país, Richard “Moby” Melville se afirmó como lo que es, un músico talentoso que disfruta tocar en vivo, un artista capaz de sacrificar el sonido pulido y perfeccionista de sus discos por una propuesta en vivo que exponga la naturaleza melódica de sus composiciones.

Así se sucedieron en el Luna Park tonadas que recorrieron toda carrera de Moby, tomando como eje principal los momentos más notables de sus discos, Play (editado en 1999) 18 (2002) y su más reciente Wait for Me (2009).

Fue un show compacto y dinámico, donde Moby se mostró generoso al dar continuos pasos al costado para que el resto de los músicos ocupe el centro de la escena. Ese espacio que dejó el artista lo ocupó con su enorme voz la vocalista Joy Malcolm, quien acompaña a Melville hace ya cinco años y posee un talento innato para arengar o conmover desde sus notas.

A su buena técnica de guitarra y percusión, Moby le suma un ajustado manejo de los tiempos del espectáculo. El setlist alternó momentos eléctricos esperados por todos, como “Extreme Ways”, “BodyRock”, “Go” y “Disco Lies”, con otros que denotan el background gospel y soul de Melville, “In My Heart”, “Why does my Heart feel so bad?”, “Walk with Me” y “In this World”, entre ellos.

Como corolario, un tributo a sus raíces más inesperadas, la ciudad de Nueva York en la sentida “Walk on the Wile Side” de Lou Reed y las raíces del rock en “Whole Lotta Love” de Led Zeppelin, hacia el final del show. Para los bises quedaron versiones contundentes de temas clásicos como “In this World”, “Lift Me Up”, “Honey” y el culminante “Feeling so Real”.

Quedan para las notas de color sus frases en castellano, cuando risueño aseguró tener familia argentina y al confesar “No hablo muy bien español porque soy gringo… tampoco entiendo muy bien español, porque soy gringo”.

Los que se quedaron con ganas de más de este artista comprometido con la política y la vida sana, pueden ver el post de su paso por Buenos Aires en su blog personal o seguir a Moby en su perfil de Twitter @thelittleidiot Incluso los más cusioros pueden conseguir su Gristle. From Factory Farms to Food Safety, el libro que escribió para promulgar sus creencias gastronómicas.

Rodrigo André

Fotos: Beto Landoni
Agradecemos a Prensa de Time For Fun Argentina por el material gráfico